Dale LIKE a Cazahoax en Facebook!

Analizamos informaciones falsas, bulos y estafas para que no piques.

Anzuelo de pescar internautas con bulos y estafas

Alerta de bulo

¿Descubren que los edulcorantes artificiales causan apoplejía y demencia?

22 Abril 2017
Alerta analizada por Cony Mollet-Sigüenza
Descubren edulcorantes artificiales causantes de apoplejía y demencia
Bulómetro 
MEZCLA
Explicación 

Aunque el artículo científico que citan, existe, el título y la manera como presentan los resultados son engañosos.

El título de este artículo es un excelente ejemplo de la falacia llamada en latín Cum hoc ergo propter hoc, (con esto, por tanto a causa de esto) [1]. Es decir, que un evento ocurre al mismo tiempo que otro y por ellos se le atribuye a uno la causa del otro. En este caso, es el consumo de edulcorantes artificiales y la apoplejía y la demencia.

En el estudio científico [2] en el cual está basado este artículo periodístico, se observó que había más apoplejías en gente que ingería edulcorantes artificiales. Pero los autores del artículo científico no dicen que los endulzantes artificiales causen apoplejía, dicen claramente que el consumo de bebidas endulzadas estaba asociado con un riesgo mayor de apoplejía y demencia.

De hecho, el artículo de RT que estamos evaluando, aclara —citando al periódico británico The Guardian [3]— que “…se trata solo de un experimento a partir de observaciones, el primero que se realiza específicamente sobre esta materia, y que es aún pronto para considerar probada una conexión causal entre el consumo de este tipo de productos y las citadas enfermedades…).

A diferencia de RT, the Guardian dice claramente en su título: “Un estudio sugiere riesgo de apoplejía y demencia ligados a endulzantes artificiales”.

Tres palabras clave son “sugiere”, “riesgo” y “ligados”

Sugiere, es decir, propone, indica. No afirma.

Riesgo indica contingencia o proximidad de un daño. No una certeza.

Ligados, quiere decir que ocurren al mismo tiempo, que están asociados. No indica causalidad.

Eso es lo que hace del artículo de The Guardian un reporte responsable, que no publica títulos llamativos y falsos para llamar la atención de sus lectores.

The Guardian también entrevistó a Naveed Sattar, profesor de medicina metabólica de la universidad de  Glasgow, quien dijo que hay que ser cuidadoso antes de concluir que las bebidas endulzadas artificialmente incrementan el riesgo de apoplejía o enfermedad de Alzheimer, porque los resultados podrían estar sesgados si algunos de los sujetos de estudio estaba ya enfermos cuando empezaron a tomar bebidas endulzadas artificialmente.

También en The Guardian, la doctora Dr Mary Hannon-Fletcher, directora del departamento de Ciencias de la salud en la universidad de Ulster dijo que las conclusiones no son robustas.

Pero de estos dos comentarios no hay traza en el artículo de RT. Es lo que se llama “falacia de la evidencia incompleta”[4], en que se selecciona solo la información que nos conviene para decir lo que queremos, haciendo caso omiso de la información que no apoya nuestras ideas.

Gavin Partington, director general de la asociación británica de bebidas no alcohólicas (soft drinks) entrevistado por The Guardian, defendió las bebidas con endulzantes artificiales como alternativas para controlar el peso, pero el portavoz del Foro Nacional de la obesidad aconsejó que “no debemos ser engañados por el uso de la palabra “dieta” (diet), porque la industria nos ha hecho creer que las bebidas de dieta son un saludable quita-sed, pero no importa si se es flaco o gordo, cuando se tiene sed y no hay una llave de agua potable cerca, hay que comprarse una botella de agua”.