Dale LIKE a Cazahoax en Facebook!

Analizamos informaciones falsas, bulos y estafas para que no piques.

Anzuelo de pescar internautas con bulos y estafas

Artículo de evaluación

El aceite de palma es más devastador que cancerígeno

CIERTO
18 Abril 2017
El aceite de palma se sitúa, de nuevo, en primera línea informativa con datos que apuntan a sus posibles efectos cancerígenos y genotóxicos. Sin embargo, el principal perjuicio, ya probado, es que su cultivo intensivo deforesta el planeta, degrada la calidad de vida de quienes lo trabajan y extingue especies. Su bajo precio, sin embargo, lo convierte en un producto altamente rentable para las grandes empresas.

La salud ¿lo primero?

Recientemente se ha vuelto a extender una información sobre los posibles efectos cancerígenos del aceite de palma (Elaeis guineensis). Su procesamiento produce una mayor cantidad de determinados compuestos (ésteres de 3- y 2- MCPD, y glicidil) que, posiblemente, son carcinógenos; se sospecha, además, que el 3-MCPD, además, es genotóxico y parece tener efectos negativos en la fertilidad humana, si bien estas conclusiones sólo se han comprobado en experimentos con ratas de laboratorio. [1] [2]

contenido esponsorizado

 

En marzo de 2016, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria volvió a informar de que los ésteres mencionados y el glicidil se encuentran en mayor cantidad en el aceite o grasa de palma, aunque la mayoría de los aceites y grasas vegetales los contienen. [3]

 

Por otro lado, se ha demostrado de forma objetiva que el aceite de palma es rico en grasas saturadas, las cuales favorecen la obesidad, la hipercolesterolemia y los problemas cardiovasculares. Su composición es la siguiente:

 

 

 

  • Un 50 % son ácidos grasos saturados (palmítico).

  • Un 40 % son ácidos grasos monoinsaturados.

  • Un 10% de ácidos grasos poliinsaturados.

 

El aceite de palma, además de como aceite de cocina, se utiliza en productos alimenticios, como cremas y coberturas, cereales, margarina, chocolate, helados, productos para untar, pastelería y bollería industrial, alimentos precocinados, snacks, margarinas, alimentos derivados de malta, salsas industriales. También se utiliza en productos para limpieza, cosméticos, jabones y geles, velas y en biocombustible para automóviles y centrales eléctricas [4].

 

Las razones por las que el aceite de palma es utilizado masivamente se encuentran en sus propiedades que, unidas a un precio muy bajo tanto en cultivo como procesamiento, en comparación con otros aceites (coco, oliva, girasol), lo convierten en un producto asequible y versátil [5]:

 

  • Es estable a altas temperaturas de cocinado y aumenta el tiempo de conservación del alimento.

  • Su sabor y olor son neutros.

  • Mantiene el estado sólido o semisólido del producto a temperatura ambiente.

  • Su textura añade suavidad y cremosidad a los alimentos.


En estado crudo (aceite de palma rojo o en bruto) contiene un porcentaje elevado de betacaroteno (provitamina A), que se pierde cuando es refinado.

 

El 45% de las plantaciones de aceite de palma del Sudeste Asiático se encuentran en zonas que, en 1989, eran bosques.

 

 

Su principal valor nutritivo es calórico, como el de cualquier grasa. La OCDE calcula que cada europeo consume 59,3 kilos anuales, la mayoría indirectamente a través de los múltiples alimentos que lo contienen. Adicionalmente, los análisis de mercado que se vienen realizando señalan un aumento en su producción, por lo que el problema se está reduciendo artificialmente, por parte de algunos de sus actores, a dónde y cómo cultivar un producto que, en realidad, debería dejar de ser utilizado por los grandes daños ambientales y sociales que provoca.

 

Según explica Miguel Ángel Soto, Responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace España, “la razón por la que las noticias se centran en los temas de salud es porque es un problema más cercano para la ciudadanía. Ocurrió recientemente con la polémica del panga o las crisis por contaminaciones alimentarias de los últimos años.”

 

Destrucción del ecosistema

El día 4 de abril el Parlamento Europeo [6] aprobó la implantación de un sistema común de certificación para las importaciones del aceite de palma, con el objetivo de reducirlas progresivamente y eliminarlas en 2020, mediante una resolución no legislativa. Con ello, la Cámara espera contrarrestar los efectos negativos de su producción intensiva consistentes en la deforestación y desaparición de los bosques tropicales que constituyen, junto a la Amazonia, los pulmones planetarios.

 

Esta situación afecta especialmente al Sudeste Asiático, donde el 45% de las plantaciones se realizan en zonas que en 1989 eran bosques. Para América del Sur, el porcentaje fue del 31%. En Mesoamérica ( sur de México, Guatemala, El Salvador, Belice y oeste de Honduras y Nicaragua) y África, se  observa sólo el 2% y el 7% de las plantaciones de palma aceitera procedentes de áreas forestales en 1989. Las áreas más extensas de bosques vulnerables se encuentran en África y América del Sur. Se trata de zonas con una alta aptitud agrícola para el desarrollo futuro de la palma de aceite pero con concentraciones altas de especies de mamíferos y aves en riesgo de extinción [7].


De hecho, más del 50% de la plantaciones de palma en Indonesia y Malasia, contabilizadas en 2005, eran bosques en 1990 [8] y, entre 2000 y 2011 los países exportadores vieron como 270.000 ha. de bosques, cada año, se convertían en plantaciones [9].
 

aceite de palma no es peligrosos para la salud pero si para deforestación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
Progresión de la deforestación de Borneo y proyección a 2020 [17].

 

El ecologismo lucha contra el aceite de palma

Sin embargo, aún no es tarde para cambiar, según señala Miguel Ángel Soto: “No sólo no llegamos tarde, sino que hay que redoblar los esfuerzos para frenar la demanda internacional, como ha señalado recientemente el Parlamento Europeo en relación a los biocarburantes de primera generación, como el biodiesel, basado en la mezcla de diésel y aceite de palma.”

 

Greenpeace tiene claras las medidas que detendrían la deforestación de Indonesia, y que deberían ser adoptadas tanto por los gobiernos como por las grandes corporaciones:

 

  • Cancelación de las actuales concesiones forestales, que permiten transformar la selva tropical en cultivos, mediante el estricto cumplimiento de la ley forestal.

  • Publicación de los mapas de concesiones forestales para que la población civil tenga un mayor control en estas políticas.

  • Establecimiento de criterios de sostenibilidad, por parte del sector financiero, para la financiación a este sector. Publicación de sus políticas orientadas a alcanzar la deforestación cero.

  • Limpieza de la cadena de suministro por parte de comercializadoras y corporaciones consumidoras para comerciar, únicamente, con aceite de palma procedente de empresas no implicadas en procesos de deforestación.

  • Abandono, por parte de la UE, de sus objetivos para obtener biodiesel que incluya aceite de palma. La demanda incrementa la deforestación, por tanto, el biodiesel no reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Sin embargo, no parece posible que estas pautas lleguen a aplicarse. Soto señala que la principal dificultad se encuentra en el propio funcionamiento del mercado “el mercado internacional de materias primas no internaliza los costes sociales y ambiental. Es decir, no funciona el “quien contamina, paga”. El coste de los productos no incluye la factura social y ambiental que genera la producción y transporte de esas materias primas o sus productos transformados. No se ponen medidas para minimizarlo o trasladar los costes y su responsabilidad a empresas y consumidores”, y continúa, “su bajo precio generaliza el consumo y extiende el problema”.

 

Esta carencia de regulación de los mercados internacionales se suma a que los acuerdos multilaterales de lucha contra el cambio climático no se cumplen, impidiendo un crecimiento económico armónico que tenga en cuenta la sostenibilidad social y ambiental.

 

Por último, Soto añade que “falta el control sobre la responsabilidad de las grandes corporaciones respecto a los problemas que ellas mismas general, ya que no existen mecanismos internacionales que las obliguen a rendir cuentas”.

 

La tala de bosques es una de las principales causas de muerte entre los orangutanes. Las madres son asesinadas por los taladores, que cogen a las crías para venderlas en el mercado negro de mascotas.

 

 

Derechos humanos

El cultivo del aceite de palma no sólo está asociado a la tala de bosques naturales y la destrucción de turberas, sino también a la apropiación ilegal de tierras pertenecientes a pequeños agricultores que se ven desalojados y desplazados por las grandes corporaciones.

 

En 2004 se creó la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO) cuyo objetivo, no vinculante para sus miembros, es que la industria trabaje de forma sostenible, sin daños medioambientales ni explotación. Sin embargo, la pertenencia a esta organización no supone producir o utilizar aceite de palma sostenible. Así, sus integrantes dicen apoyar la sostenibilidad pero no es preciso ni practicarla ni demostrar que se practica.

 

Amnistía Internacional, en uno de sus más recientes informes, “El gran escándalo del aceite de palma. Abusos laborales detrás de grandes marcas” [10] publica su investigación en Indonesia, donde ha recogido testimonios de trabajo forzoso, trabajo infantil y discriminación por motivos de género, además de prácticas laborales explotadoras y peligrosas.

 

Según la organización, a pesar de los graves abusos detectados, el aceite de palma procedente de estas plantaciones, adscritas a la RSPO, está siendo certificado “por una organización internacional cuyos procesos tienen profundas deficiencias”.

 

El informe recoge testimonios de trabajadores que se ven obligados a cumplir unas cuotas de trabajo que nada tienen que ver con la jornada laboral establecida por ley en Indonesia (limitada a 40 horas y máximo de 14 horas extra semanales) sino con los objetivos de producción de la empresa. Éstos son establecidos arbitrariamente y no se basan en el cálculo de cuánto se puede hacer durante una jornada laboral. Así, cada organización fija sus metas y establece las penalizaciones en caso de que el trabajador no las alcance. Se practican deducciones del salario o se pierden “bonificaciones” aunque se haya rebasado el tiempo límite de dicha jornada.

 

El informe también constata la presencia de niños (menores de 18 años) realizando tareas de adultos en las plantaciones. Debido a su actividad están en riesgo de sufrir lesiones, transportan cargas pesadas y, además, se exponen a sustancias químicas. La participación de los niños en las peores formas de trabajo, siendo éstas el trabajo perjudicial para la salud, la seguridad o la moral de los menores, está prohibida por la legislación indonesia.

 

Orangutanes en peligro crítico

Actualmente, los orangutanes de Sumatra y de Borneo se encuentran en Peligro Crítico de Extinción, clasificación que se reserva a especies cuyo hábitat es menor a 100 km2 y con una población inferior a los 250 individuos maduros. Igualmente, se refiere también a la probabilidad de extinción de un 50% en el plazo de 10 años o tres generaciones.

 

El orangután de Sumatra está incluido en la publicación bianual “Los 25 primates en mayor peligro del mundo” [11] desde el año 2000 al 2010 y, aunque en las publicaciones posteriores no fue incluido, el pasado septiembre se calificó en Peligro Crítico durante el Congreso Mundial de la Naturaleza. En él, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) hizo pública la actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas [12] incluyendo en ella al orangután de Borneo (Pongo pygmaeus) [13] y al orangután de Sumatra (Pongo abelii) [14].

 

orangutan en peligro de extinción por el cultivo del aceite de palma

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La tala de los bosques con el fin de obtener terreno cultivable para el aceite de palma es una de las principales causas de su muerte. Las madres son asesinadas por los taladores, que cogen a las crías para venderlas en el mercado negro de mascotas. Otros individuos de la especie mueren en los incendios, cada vez más habituales en las zonas deforestadas o de hambre, debido a la falta de recursos que provoca la desaparición de su hábitat, entre otras causas.

 

Indonesia y Borneo sufrieron en 2015 los peores incendios forestales observados en dos décadas. Entre agosto y octubre 130.000 focos de fuego asolaron Sumatra y Borneo, el hábitat de especies amenazadas como el orangután y el tigre.

 

En el mercado de materias primas no funciona el “quien contamina, paga”. El coste de los productos no incluye la factura social y ambiental de la producción y el transporte.

 

Aumento de la producción

A pesar de las consecuencias y las buenas intenciones de los parlamentos, en los últimos 10 años la producción de aceite de palma se ha duplicado y volverá a hacerlo en 2020. Indonesia es el mayor productor, con 35 millones de toneladas anuales.

Principales productores de aceite de palma causantes de la deforestación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Países productores de aceite de palma [15] .

 

Las importaciones se comportan de forma idéntica y España se encuentra entre los 11 primeros países compradores de este producto.

principales importadores de aceite de palma deforestación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Países importadores de aceite de palma [16].

 

 

Conclusión

A la vista de los datos disponibles el peligro principal del uso del aceite de palma afecta al equilibrio ecológico. Por otro lado no se ha de olvidar que un consumo excesivo podría aumentar el riesgo de desarrollar tumores. 

Esto último no ha podido demostrarse en humanos por razones éticas y legales, pero las pruebas en animales indican que existe un incremento del riesgo de contraer tumores al sobrepasar cierta cantidad de sustancias como el glicidil, presente mayoritariamente en el aceite de palma. Así lo ha estimado la European Food Safety Authority, EFSA[18] la cual listó al aceite de palma, presente en la mayoría de los productos que compramos en el supermercado, como potencialmente cancerígeno[19]
 
 

Frenar las estafas y los bulos en internet es cosa de tod@s, comparte para ayudar a difundir información veraz.

4

Contenido relacionado

la toxica caseina de la leche de vaca
FALSO

La tóxica caseina de la leche de vaca

19 Septiembre 2016Sergio Garcia
Hay un gran debate sobre la leche de vaca y la beta caseina A1, la cual podría según se afirma, producir enfermedades tan graves como la diabetes 1, el autismo, la esquizofrenia o problemas cardio vasculares.