Dale LIKE a Cazahoax en Facebook!

Analizamos informaciones falsas, bulos y estafas para que no piques.

Anzuelo de pescar internautas con bulos y estafas

Artículo de evaluación

Cinco bulos de la historia de España que te sorprenderán.

El Cid
FALSO
12 Mayo 2020

Si alguna vez has pensado que las Fake News o los bulos es fruto de nuestro tiempo y de internet, te equivocas. Más bien los bulos están a la orden del día desde que el ser humano comenzó a hablar y escribir, en realidad es ahora, con la presencia de internet y de las hemerotecas, la época en que mejor podemos investigar para encontrar la verdad de los hechos. La historia de España, por ejemplo, o al menos lo que creemos conocer sobre ella, está llena de imprecisiones, manipulaciones y unas cuantas mentiras. Por eso hoy en Cazahoax te explicamos estas cinco bulos de la historia de España que te van a sorprender. 

Sancho Panza no era gordo. 

El Quijote es, sin duda, la obra maestra de la literatura española, por eso lo releemos en todo tipo de actos el Día del Libro. Merecido está ese reconocimiento internacional. Pero te sorprenderá la cantidad de imprecisiones e incorrecciones o simplemente falsas ideas que tenemos sobre dicha obra. Si es la obra maestra de nuestra literatura es normal que también sea la que más bulos tiene de toda la historia de España. 

Si nos hablan de Alonso Quijano (Don Quijote ) y Sancho Panza enseguida pensaremos en el primero alto y delgado y con cara de loco y el segundo bajito y entrado en carnes. Lo cierto es que en la novela de Cervantes nunca se  describe a Sancho Panza como una persona obesa. Bien es cierto que se le muestra como una persona a la que le gustaba el buen comer. Esa imagen que tenemos hoy en día se ha creado más en el siglo XX gracias al cine y alguna que otra serie de televisión. En ningún lugar de la obra se le muestra como una persona con sobrepeso y más bien, por algunos pasajes, podríamos pensar que todo lo contrario ya que parece un escudero bastante ágil. De hecho, como curiosidad, en el supuesto primer manuscrito de la novela se refieren a él como una persona con las piernas largas y se refieren a él en alguna ilustración como "Sancho Zancas". 

El Cid no ganó una batalla después de muerto. 

Mucho se ha hablado de Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como el Cid. El imaginario popular español le sigue mostrando como un héroe de la reconquista medieval española. Leyendas sobre él hay muchas, pero todo parece indicar que la mayoría son sólo eso: leyendas, en ocasiones ensalzadas por el Poema de Mio Cid que engrandeció su figura, y quizás por el cine de mediados del siglo XX. 

El Cid. Composición de Raquel Eserre

Una de las historias más épicas sobre su persona es la que cuenta que ganó una última batalla a los invasores almorávides en Valencia incluso estando ya muerto. Parece ser que sus fieles guerreros le ataron al caballo y la simple visión de el Cid comandando las tropas cristianas hizo huir en desbandada a los moros. Así se refleja, de hecho en la película protagonizada por Charlton Heston y Sofia Loren sobre su figura. 

La realidad no fue así, ni mucho menos. Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, murió en Valencia por causas naturales el 10 de julio de 1099 superando los 50 años de edad y nadie le ató al caballo para que su cadáver ganase ninguna batalla. De hecho la ciudad de Valencia fue imposible de defender antes las tropas invasoras y se perdió tres años después, en 1102 estando en poder de Jimena su viuda. 

Sin duda uno de los bulos de la historia de España más extendidos. 

Carlos II “El hechizado”, el último austria, no era tan débil. 

Carlos II fue el último monarca español de la dinastía de los Habsburgo (los Austrias), después de él en España cambiamos de dinastía y llegaron los Borbones, una familia real procedente de Francia al amparo del monarca francés en aquel momento: Luis XIV. 

A Carlos II se le conoce como el “hechizado”, al parecer por su débil estado de salud amparado por varios historiadores. Pero la cosa no está claro y otros muchos sostienen tal cosa no era cierta. Así lo afirmaba, por ejemplo, Luis Antonio Ribot García en su obra “El arte de gobernar. Estudios sobre la España de los Austrias”. 

Carlos II El Hechizado

Y es que parece que todo fue un ardid de Francia para desprestigiar la imagen de uno de sus principales rivales en Europa. En concreto el embajador francés en España escribió una carta a su monarca Luis XIV que la que afirmaba que sobre Carlos II (aún príncipe): “El Príncipe parece bastante débil; muestra signos de degeneración; tiene flemones en las mejillas, la cabeza llena de costras y el cuello le supura”. Una Fake News en toda regla al estilo Trump... tres siglos antes. 

Parece que ya más de 35 años antes de su muerte en 1700 los franceses ya se preparaban para quedarse con el trono de España. 

La tortilla francesa, es española.

El origen de la tortilla francesa se remonta a la guerra contra los franceses y además en Cadiz, ¿recuerdan? donde las gaditanas se hacían tirabuzones con las bombas mandadas por los fanfarrones. Ante la escasez de patatas por la guerra y el asedio los gaditanos se vieron obligados a hacer la tortilla de patatas (española) sin patatas, lo que hoy conocemos como la tortilla francesa. Con el tiempo aquella nueva modalidad de tortilla perduró y se mencionaba entre la población como “la tortilla de cuando los franceses” y así se quedó como tortilla francesa. 

Por otro lado, los bulos culinarios en la historia de España son más frecuentes de lo que nos pensamos, y por qué será que nuestro país vecino suele rondar por ellos. La salsa mahonesa no es francesa, es de Mahon y la ensaladilla rusa... tampoco vino de Rusia. 

Cervantes no era manco. 

Empezamos este artículo con El Quijote y lo terminamos con él. Y es que si todos aplaudimos justamente las dotes como escritor de Miguel de Cervantes, también es justo que conozcamos un poco más sobre su persona. Y qué mejor manera para empezar a desmentir los bulos que le rodean que empezar por el más importante: Cervantes, aunque se le conoce como “El Manco de Lepanto”, en realidad no lo era. Fue el autor más famoso en la Historia de España pero también cuenta con unos cuantos bulos a sus espaldas. 

Miguel de Cervantes, el Manco de Lepanto

Si bien luchó y fue herido por una bala en su mano izquierda en aquella famosa batalla de Lepanto contra los turcos, nunca llegó a perder la mano afortunadamente y se recuperó de sus heridas satisfactoriamente. 

Y es que hay tantas cosas de la historia (no sólo la de España) que todos hemos aceptado como ciertas y no lo son que nos sorprendería. 

Archivos adjuntos 
3

Contenido relacionado