Dale LIKE a Cazahoax en Facebook!

Analizamos informaciones falsas, bulos y estafas para que no piques.

Anzuelo de pescar internautas con bulos y estafas

Artículo de evaluación

La histaminosis de Laura no se cura con terapias antroposóficas

Laura con histaminosis, padres piden dinero para terapia antroposófica en el mundo
MEZCLA
8 Febrero 2017
Los que sean madres o padres sabrán el sufrimiento que se siente al tener un hijo en cama enfermo, aunque para la mayoría de los infantes solo sea un simple resfriado o un brazo roto, para otros por desgracia consiste en una efermedad grave o incurable. Este sería el caso de Laura (nombre ficticio) una niña de 11 años de las Islas Baleares con histaminosis alimentaria no alérgica (HANA) segun relata la periodista Mayte Amorós en un artículo publicado en <<El Mundo>> el 6 de febrero del 2017[1].

Sin embargo el artículo, que cita textualmente a los padres, Juani y Carlos, está cargado de mitos y de aberraciones científicas que no han podido provenir de boca de los médicos a los que supuestamente estos padres dicen haber acudido tantas veces, lo cual ha puesto bajo sospecha la credibilidad de la historia. Por otro lado la supuesta enfermedad de Laura, la histaminosis, es poco conocida y sus síntomas variados, por lo que la histaminosis se presta a ser utilizada como argumento de venta en muchas empresas de productos "naturales" y "medicinas alternativas" que proponen remedios sin base científica demostrable. Además se especula que todas las personas padecen en menor grado los efectos negativos del consumo de histamina, agrandando la clientela potencial de tales productos.

¿Qué es ls histaminosis o intolerancia a la histamina?

contenido esponsorizado

histamina histaminosis laura el mundo posible buloEn el artículo de El Mundo sobre Laura[1], la periodista explica que la histamina es un <<bichito>> lo cual es una bobada, ya que se trata de una molécula química y no de una entidad viva. Podemos dejar pasar que por falta de educación los padres puedan decir alguna incorreción, pero parece una tomadura de pelo que la periodista no haya por lo menos mirado en una fuente fiable que es la histamina.

Según la definición de Laura Maintz y Natalija Novak del departamento de dermatología de la Universidad de Bonn (Alemania) que se publica en AJCN (American Journal of Clinical Nutrition)[2] la histaminosis, también llamada intolerancia a la histamina, es una afección que se produce por la acumulación de histamina, unas moléculas generadas por procesos biológicos de ciertas plantas y animales. En las personas sanas la histamina acumulada es eliminada gracias a las enzimas que generan un proceso químico de oxidación. Este proceso de eliminación de la histamina puede verse impedido por múltiples razones reduciendo la capacidad del cuerpo humano para degradar la histamina de los alimentos consumidos produciendo síntomas como diarréa, nauseas, vómitos, dolores de cabeza, asma, cansancio o arrítmias cardíacas.

Existen listas de alimentos con mayor o menor cantidad de histamina y por lo tanto las personas a las que un médico convencional les diagnostica intolerancia a la histamina deben llevar una dieta que reduzca los riesgos de padecer los síntomas de la histaminosis.

Los alimentos con alto contenido de histamina son por ejemplo los frutos de mar, los platos preparados, el vinagre, las nueces, los quesos curados, las carnes como el salami, el jamón o las salchichas entre otros[3]

En el caso de Laura la lista de alimentos prohibidos sería, según los padres de esta, mucho más exhaustiva y sus síntomas extremadamente más fuertes que los que los expertos mencionan, lo cual deja lugar a dudas y a nuesto humilde parecer para permitir la publicación de tal artículo en un medio como El Mundo se debería exigir un documento oficial de un médico que asegure que tales síntomas son reales, evitando así que el periódico se convierta en complice de una estafa.

La histaminosis de Laura y los mitos de los remedios naturales

De ser verídico el caso de histaminosis alimentaria de Laura, a su problema se añade que los padres parecen haber sido abducidos por vendedores de remedios naturales ya que citan muchos mitos que estos promulgan. Por ejemplo relatan que su hija Laura no tolera los medicamentos químicos y que tiene que consumir medicinas naturales muy caras, lo de caras es cierto, vendidas por laboratorios especializados.

Estos remedios naturales suelen referirse a mezclas de plantas en estado bruto; dichas plantas son una especie de biblioteca química donde se extraen un sinfín de principios activos empleados para crear medicamentos. El problema de las plantas es que además de los principios activos útiles para tratar la enfermedad, existen muchísimos otros principios activos que tienen un efecto distinto o incluso que pueden agravar la enfermedad, añadiendo además que el cocktel químico de la planta es variable y depende de muchos parámetros que son dificiles de controlar como la alimentación el sol o cualquier evento que haya podido afectar a la planta durante su crecimiento y haya producido una reacción en esta alterando la concentración de principios activos en esta.

El hecho de que los padres usen medicamentos procedentes de la medicina alternativa hace sospechar que su hija no está siendo seguida por un medico serio, ya que la alergia a la medicina convencional no existe, sospecha confirmada al investigar los datos que imprime el mundo, ya que los padres de Laura solo mencionan a un único médico como el que trata a su hija, la doctora Luisa Colomer con consulta en Barcelona. 

La doctora de Laura se llama Luisa Colomer Kammüller y practica la medicina antroposófica

Colomer se tomó mucho interés. Le pautó mandó una dieta estricta sin proteína láctea, ni gluten, ni pescado, ni solanáceas (patata, berenjena, tomate y pimiento), sin lactosa, ni frutos secos, ni frutos rojos, ni cítricos, ni azúcar ni huevo. Y Laura empezó a mejorar y dejó de tener ingresos.

Fuente: Entrevista a los padres de Laura publicado por el El Mundo el 6 de febrero del 2017[1]

Date, si te sientan mal ciertas cosas que comes deja de comerlas. La doctora Luisa Colomer Kammüller parece que dió en el clavo con el tratamiento de Laura, la niña menorquina de 11 años que supuestamente padece histaminosis. Aunque esta no fue la única recomendación que le dio la doctoria Luisa Colomer, la cual practica medicina antroposófica, sino que incluye masajes, medicamentos naturales y otras caras terapias.

laura trata su histaminosis con la doctora luisa colomer antroposófica

La doctora Luisa Colomer es pediatra, ya que los que practican la medicina antroposófica son terapéutas y no doctores, aunque en muchos casos personas con un doctorado médico se dedican en consultas privadas a realizar terapias llamadas alternativas. En la foto de arriba podeis ver la fachada de la dirección en la que la Dra. Luisa Colomer anuncia sus consultas, como podeis observar no es un hospital ni un centro médico, sino una residencia, eso sí con piscina y jardin.

La medicina antroposófica fue inventada por Rudolf Steiner, un conocido de los mundos alternativos, con la colaboración de Ita Wegman y está basada en el ocultismo y los principios filosófícos de Steiner y se incluye por lo tantos en la lista teorías curativas sin sustento científico alguno y por cierto muy caras como los padres de Laura indican. 

doctora luisa colomer antroposofia histaminosis lauraEntre las "técnicas curativas" de la medicina antroposófica se encuentran los masajes, la musicoterapia, la terapia artística y las cabalgatas terapéuticas, y es que la medicina antroposófica no analiza los factores que causan la enfermedad, sino que se centra en aquello que puede ser beneficioso para el paciente sin estar por lo tanto relacionado con la enfermedad misma. Vamos que si tienes tuberculosis la medicina antroposófica te puede aconsejar irte a una playa del caribe, un lugar sin duda precioso para padecer las consecuencias mortales de una enfermedad que no está siendo tratada de forma adecuada.

¿A caso la periodista Mayte Amorós hace gala de responsabilidad social y de veracidad informativa al omitir que el costoso tratamiento que ofrece la Dra. Lluisa Colomer Kammüller a Laura está basado en el ocultismo?

¿Para qué fin se utilizarán las donaciones que se solicitan de forma subversiva en el artículo de El Mundo?


En el hospital no encuentran nada que justifique tratamiento más allá del régimen

Aunque es cierto que se podría tratar de un caso extremadamente raro de histaminosis, también podría ser que no exista cura para su enfermedad y que por esta razón en el Hospital Sant Joan de Déu la neuróloga (curiosamente no citan su nombre) no haya solicitado ningún análisis o tratamiento extraordinario.

En otro de los hospitales - Son Espases en Palma - al que los padres de Laura acudieron para tratar su histaminosis, los médicos no hicieron otra cosa más que preguntar si el régimen alimenticio redujo los síntomas de la histaminosis, seguramente porque al igual que ocurre con las alergias, la histaminosis no tiene cura. Esto no parece ser suficiente para los padres que desean que la vida de su hija séa lo más llevadera posible, lo cual es comprensible, pero recurren a servicios denominados como complementarios a la medicina que son extremadamente caros y que, dejémoslo claro, no van a curar a Laura por que la histaminosis a día de hoy no tiene cura y el régimen alimenticio lo tendrá que mantener el resto de su vida salvo si aparece algún avance científico en años venideros.

Probablemente una estafa

Podeis llamarnos mal pensados, pero no es necesario salir en las fotos o hacer un crowfunding para colectar dinero. Con salir en un periódico de tirada nacional con una historia que conmocione y añadir el profundo agradecimiento a las dos únicas personas que les han ayudado es más que suficiente para empezar a recibir donaciones. La intención de los padres es evidente, y se contradicen en la misma entrevista:

Estos padres no quieren salir en fotos. No quieren notoriedad. Vaya por delante que nunca han hecho una rifa ni nada similar para pagar los costes de la enfermedad. «Ni lo haremos». Sólo piden que su hija sea tratada por médicos especialistas de otras regiones de España porque en Baleares se ha comprobado que «son incapaces». Sólo quieren curar a su hija.

...

Gracias que la familia les ayuda. Gracias que los niños de la escuela arropan a Laura. Gracias que la maestra va cada lunes y miércoles a casa para recuperar las clases perdidas (23 días en lo que va de curso). Gracias que en esa casa los besos también se dan a pares. 

Fuente: Extractos del artículo sobre Laura en El Mundo[1]

Los padres pueden perfectamente abandonar las caras terapias naturales y complementarias tras recibir las donaciones sin que la enfermedad de su hija empeore, destinando ese dinero a otros fines; el uso del dinero que solicita dificilmente podrá usarse en una terapia médica oficial, ya que no existe cura para la histaminosis y lo único que un médico puede hacer es lo que ya han hecho, sugerir una dieta y vigilar la evolución de la enfermedad a través de sus síntomas.

Conclusión

Con el antecedente del caso Nadia, que se dió a conocer también en El Mundo, parecería lógico que analizasen en profundidad casos similares antes de publicarlos; además resulta aberrante que en un periódico serio se haga publicidad de una terapeuta ocultista de forma tan descarada al proporcionando su nombre y localización y aún más chocante si cabe que los padres hagan un llamamiento subversivo a donaciones para cubrir una terapia que no va a curar a su hija... unos padres que dicen no querer aparecer en las fotos, pero sí en periódicos de tirada nacional agredeciendo a la gente que les ayuda.

La noticia tratada en este artículo de Cazahoax lo valoramos como conteniendo elementos verídicos y otros falsos, ya que la histaminosis es real, aunque se incluyen mitos y falsedades sobre temas de salud y parece obvio que no se realiza un control serio para evitar una nueva estafa como la del caso Nadia.

Frenar las estafas y los bulos en internet es cosa de tod@s, comparte para ayudar a difundir información veraz.


Contenido relacionado